Los vinos de la Familia Fernández Rivera protagonizaron el estreno del formato de tertulia que «Adictos al Cantábrico» adoptará los miércoles. Su director comercial, Carlos Herrera Inés, abrumó a la audiencia con sus conocimientos en torno al universo del vino y, sobre todo, con una capacidad divulgadora que convirtieron la sesión de cata en un continuo disfrute. Referencias como el MXI (1.011); Dehesa de la Granja; 20 Aldeas; y Alejairen, dejaron un inmejorable sabor de boca en una cata donde quedaron de manifiesto las cualidades sensoriales de unos vinos espectaculares. La factoría Pesquera no defraudó.

Para abrir boca, la sesión de cata estuvo precedida de un interesante debate con el panorama de la hostelería pejina como punto de referencia. En él intervinieron José Ceballos, del Restaurante Cachupín; José Ramón Alvarado, Cherra, de la Vinoteca Boga Boga; José Fandiño, del restaurante Niágara; y Fede Deustúa, Fiqui, comercial de vinos en la zona oriental. Un formato que deparó intercambio de pareceres muy enriquecedores entre profesionales con una larga trayectoria a sus espaldas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad