La flota cántabra no saldrá a faenar mañana lunes, día 14, en protesta por el alza del combustible, que pone en riesgo la campaña pesquera al poner contra las cuerdas la viabilidad económica de las embarcaciones.

Así lo dio a conocer en una entrevista a RNE César Nates, Presidente de la Federación de Cofradías de Cantabria y Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores y Mareantes San Martín de Laredo. De esta forma, los pescadores dan un paso al frente respecto a unas intenciones que ya avanzaron al consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación, Guillermo Blanco, durante un reciente encuentro.

Según explica Nates, la decisión se ha adoptado para «dar un toque de atención» a la Administración y advertirle de que, «igual, en el futuro», el sector tiene que tomar «otras determinaciones», si el precio del combustible sigue así.

Esta situación se desencadena en plena costera del bocarte, una de las más importantes del año, que hasta el momento se está saldando con importantes capturas en el litoral cántabro. El problema podría llegar cuando los bancos de pesca se desplacen hacia Asturias, obligando a desplazamientos que, según el tipo de capturas, podrían no resultar rentables para los armadores.

De fondo, la industria conservera aguarda expectante al desenlace de una delicada situación en la que este sector resultaría directamente afectado. Máxime cuando los ejemplares más idóneos para su elaboración, aquellos de más granos (unidades por kilo) aún no han hecho su aparición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad